+
La forma más práctica, rápida y económica de renovar una casa es mediante la utilización del color.

La forma más rápida práctica y económica de renovar un ambiente es mediante el color.

Gracias al color podemos crear climas o recrear sensaciones. Producir vibraciones mediante contrastes y armonías.

Podemos lograr ambientes agradables aprendiendo a observar y recordar combinaciones de color. Las fuentes pueden ser varias: La naturaleza, un cuadro, una alfombra oriental o imágenes que ya hemos visto en otras casas o en revistas. Cualquier elemento puede servirnos para establecer una paleta de colores.

Debemos tener en cuenta que los colores cambian radicalmente de acuerdo a las circunstancias: luz, sombras, proporciones y formas de los objetos.

Si colocamos color rojo cerca del azul, el rojo se verá amarillento.

El rojo cerca del amarillo se verá azulado.

El rojo cerca del verde, se verá mucho más brillante y puro.

El rojo, cerca del negro se verá aburrido y junto al blanco luminoso brillante, así como junto al gris.

Los colores pueden intensificarse con el acabado o la textura. Vemos que con las terminaciones brillantes los colores se ven más luminosos que con las mate.

La mayoría de las personas no tienen problema al elegir los colores y accesorios para su vestimenta, sin embargo se paralizan al tratar de encontrar una paleta de colores para pintar su casa.

Un buen consejo es que coleccionen recortes de revistas con los ambientes que más les gusten. Al cabo de un tiempo van a poder apreciar que hay colores que se repiten. Esos colores que más se repiten, que más les gustan, con los cuales se sienten cómodos, son los ideales para su propia casa.

Con las nuevas tecnologías ya no hay que esperar a la primavera para pintar. Solo hay que elegir una paleta de colores y animarse.

Sensaciones y Significados que transmiten los colores

Los siginificados que despiertan los colores dependen de factores culturales, espaciales o temporales. Pero hay usos que se convierten en reglas.

Los Marrones, en su matiz chocolate nos habla de elegancia. Cuando el matiz es rojizo, se lo asocia al folk-rústico.

El Negro -neutro- transmite seriedad y solemnidad. Se lo aplica generalmente sobre superficies reducidas o en mobiliarios.

El Blanco denota pureza y los espacios lucen más amplios.

El rojo es amor, sangre y pasión.

El Amarillo energiza. Refiere al sol y al oro.

El Naranja transmite calor y energía.

El Verde y el Celeste nos hablan de la naturaleza. De lo saludable.

El Azul , es un color frío. Refiere al mar, el cielo, el agua.

Los naranjas, fucsias, violetas, verdes y amarillos transmiten alegría.

Si se busca recrear un clima acogedor lo mejor es optar por los marrones, tostados, beige, colorado suave y rosa.

Un ambiente cargado de energía se logra con los cítricos como el amarillo, el naranja y el verde amarillento.

Los tonos neutros y suaves como los azules y verdes fríos y los tonos pastel producen tranquilidad.

En los espacios chicos, el color oscuro elimina los límites.

Búsqueda personalizada
INICIO